Entre la espada y la APP

Este pasado sábado 8 de marzo tuvo lugar el VII Trofeo Sala de Armas de Zaragoza, y Qbitera estuvo allí. Aunque, por mucho que me hubiese gustado, esta vez no fui como participante. En esta ocasión acudimos como colaboradores.

esgrima-foto-vieja

Os podrá parecer que la esgrima es uno de esos deportes de cuya existencia sabemos por las películas, o que solo se puede practicar si perteneces a un Gentlemen’s Club. Yo al menos lo pensaba. Nada más lejos de la realidad. Actualmente en España –precursora de la esgrima como deporte, por mucho que digan los franceses- se compite a todos los niveles, tanto nacional como regional, masculino como femenino, desde adultos o seniors a niños de 8 años.

esgrima armasEn esgrima existen tres disciplinas o armas: florete, sable y espada. Cada arma tiene su propia técnica y sus normas, siendo la principal diferencia la zona válida de tocado. Para que un tocado sea válido en florete, este debe hacerse en el torso, mientras que en espada cualquier parte del cuerpo es válida. Los tocados deben hacerse con la punta en estas dos. Sin embargo, en sable podemos usar toda la hoja.

Las competiciones de esgrima se estructuran en dos grandes fases. En primer lugar, los tiradores –un esgrimista tira contra otro en un combate- se dividen en varios grupos donde se enfrentan todos contra todos en combates a 5 tocados y 3 minutos. Esto son las poules. Lo habitual es que haya un grupo en cada pista, es decir, suele haber entre 6 y 8 combates a la vez en distintas pistas. Después, entre un 20 y un 30% de los participantes con peores resultados son eliminados y el resto pasa a la fase de las directas.  Esta fase consiste en combates eliminatorios a 15 tocados y 9 minutos, donde se van cruzando los tiradores hasta quedar solo los dos finalistas.

La labor de los árbitros, por tanto, no es tan simple como parece. Además de arbitrar cada combate, viendo que se cumplan las normas aplicables en cada caso, es necesario llevar un riguroso resumen de todo lo que ocurre en cada una de las pistas en las que se está combatiendo simultáneamente. Lo habitual hasta ahora es que cada árbitro lleve una hoja y un boli para apuntar los resultados.

Y aquí es donde entra Qbitera. En este VII Trofeo Sala de Armas de Zaragoza hicimos la primera prueba real de nuestro sistema de arbitraje y visualización. Cada árbitro lleva en su móvil una aplicación que se comunica con el directorio técnico –la organización del torneo-, donde recibe toda la información de los combates que debe arbitrar. La aplicación también le ayuda a llevar el combate, de forma que todo lo que sucede en cada uno de los combates es retransmitido inmediatamente al directorio técnico, y nos permite además proyectar un marcador para que los espectadores puedan seguir los combates en tiempo real.

Detalle del marcador, mostrando un combate. Durante la competición se proyecta un marcador por cada pista.

Detalle del marcador, mostrando un combate. Durante la competición se proyecta un marcador por cada pista.

Ganadores del VII Trofeo Sala de Armas Zaragoza.

Ganadores del VII Trofeo Sala de Armas Zaragoza.

Sabéis que últimamente está de moda eso de la meditación o el yoga para relajarse. Yo os insto a que imaginéis cuan relajante es darse de tortas con tus colegas espada en mano.

Así pues, para terminar, solo queda felicitar a los ganadores y citar aquellas palabras del ficticio espadachín:

“Caballeros, no nos queda sino batirnos”

Capitán Alatriste
A. Pérez Reverte.

Compartir:

0
Shares