PowerSpy: cómo tu móvil te puede localizar sin que lo sepas

Hace unos días llegué por casualidad a un estudio conjunto de la Universidad de Stanford y el Ministerio de Defensa de Israel, publicado el pasado 11 de febrero de 2015, que me ha llamado tanto la atención como para volver a escribir en el blog. El artículo se titula PowerSpy: Location Tracking using Mobile Device Power Analysis, Yan Michalevsky et. al. El estudio demuestra cómo es posible hacer un seguimiento de la localización de una persona tan solo conociendo el consumo de batería del móvil. No necesitan tener acceso a la conexión de datos, ni al GPS. ¿Qué es lo interesante de este estudio? Ya hay aplicaciones que recogen nuestra ubicación. La diferencia es que hasta ahora nosotros éramos conscientes de que lo estaban haciendo. La política de privacidad exige que si una aplicación va a recoger datos del GPS u otro sistema de localización, debe avisarnos. Sin embargo, no dice nada de monitorizar el consumo de batería. Una aplicación puede recoger y enviar datos de nuestra batería sin que nosotros seamos conscientes.

Antes de hablar de las implicaciones que podría tener, vamos a resumir por encima el estudio. Partamos de las siguientes bases:

  • El móvil está constantemente “conectado” a la estación base de telefonía que le proporciona una mejor cobertura
  • Para comunicarse con la estación base, el móvil emite una señal con una determinada potencia. En el vacío, la potencia de la señal se atenúa con el cuadrado de la distancia. En nuestro caso, esta atenuación depende también de muchos otros factores, como la presencia de edificios u otros abstáculos
  • El consumo de batería del móvil depende de qué aplicaciones se estén utilizando, por ejemplo. Pero la diferencia de consumo causada por la emisión de una señal a una determinada potencia es siempre constante

watchingyouCon esto, lo que tenemos es que en teoría, conociendo los patrones de consumo durante cierto tiempo, podríamos ser capaces de determinar la ubicación aproximada del usuario. El problema es que también necesitaríamos saber a qué estaciones base ha estado conectado. Es decir, a la hora de la verdad no nos basta esta información para determinar su localización.

Sin embargo, en su estudio han demostrado que el consumo también depende del espacio alrededor del usuario, debido a la diferente atenuación según el entorno. Por tanto, podríamos decir que el entorno tiene una “huella de consumo”, es decir, podríamos relacionar un determinado patrón de consumo con esta huella, y determinar así una ubicación. Así, simplemente conocimiendo el patrón de consumo de nuestro móvil durante un determinado periodo de tiempo, sería posible encontrar a qué ubicaciones corresponde.

Claro que para que esto pudiera funcionar, necesitaríamos una base de datos gigante, con información sobre las huellas de consumo en todo el mundo. Yo podría, con mi móvil, ir registrando la huella de consumo de las localizaciones por las que me muevo. Si un grupo suficientemente grande de usuarios hiciésemos esto con nuestros móviles, podríamos conseguir esta base de datos. Imaginemos por un momento que existiese una empresa que tuviese control sobre la gran mayoría de los móviles del mundo, digamos, porque utilizamos su sistema operativo y sus aplicaciones. Imaginemos también que esta empresa está interesada en nuestra información porque su principal negocio es la publicidad. ¿Se os ocurre alguna?

Por supuesto que Google no necesita métodos tan sofisticados para espiar nuestra localización. Pero este método sí que podría aplicarse a pequeña escala para obtener de forma ilícita los hábitos de ciertos usuarios. La conclusión de este estudio -que no deja de ser teórico, probado solo a pequeña escala en un entorno controlado- es que, aunque es un proceso muy complejo, es posible espiar al usuario sin violar las actuales políticas de privacidad.

Esto añade más leña al eterno debate abierto hace años, ¿hasta qué punto debemos preocuparnos por estas cosas? ¿La pérdida de nuestra privacidad es una consecuencia aceptable a cambio de disfrutar de las ventajas que nos ofrece la tecnología?

Compartir:

0
Shares